POSTRES Y CERVEZAS

Antes de comenzar el maridaje de un postre con una cerveza hay diferentes lineamientos que hay tener presentes. 

El arte del maridaje es un mundo fascinante en el que se descubren nuevas experiencias de sabor con combinaciones que hace algunos años nadie hubiera imaginado. 

Primero debemos entender que el ramo de la cerveza artesanal las imposibilidades se vuelven posibles, ya que la cerveza artesanal cuenta con una variedad muy amplia de estilos. Y nos regala notas, colores, olores y sabores que quizá no conocíamos. 

Las reglas que debemos seguir para el maridaje son muy sencillas, pero a la vez muy importantes si queremos regalar a nuestras papilas gustativas una nueva experiencia, que sea simplemente fascinante: 

1.- no debes elaborar un postre para una cerveza… debes encontrar la cerveza adecuada para tu postre, como regla principal debes saber que tu postre es lo que quieres maridar con una cerveza, y nunca por el contrario, pues las notas de sabor de la cerveza deben ser las que combinen con tu postre. Y esto lo conseguirás pensando… si añadiera la cerveza directo a mi postre funcionaria? 

2.- tu cerveza debe ser tan dulce como tu postre. Para conseguir matices y un perfecto balance debes de asegurarte que la cerveza que selecciones debe ser tan dulce como el postre que deseas maridar, de lo contrario si tu cerveza es más amarga que el postre la experiencia será todo un desastre. 

3.- no solo las cervezas porter o stout se pueden maridar. Imagina maridar un postre con una cerveza india pale ale, o con una cerveza belga de abadía. Maridando un postre a base de manzanas o un bizcocho con frutas y mermelada. Es fundamental seleccionar frutos que tengan ligeros toques cítricos y un poco ácidos, como naranja, toronja, piña, manzana etc. 

4.- el co2 es un ingrediente de la cerveza y es el gas que produce la espuma, y ese es otro factor que se debe tener en cuenta para un buen maridaje. Postres cremosos es recomendable maridarlos con cervezas con más c02 y por el contrario para postres más secos como un bizcocho quedan a la perfección con cervezas con menos gas, como una imperial stout. 

5.- otro tipo de postres que se pueden maridar con cervezas semi amargas (como una session ipa, o una belgian strong.) Son aquellos que se complementan con frutos secos o postres con café y crema, como un tiramisú o postres con un toque de cacao. 

Recuerda siempre: la regla más importante del maridaje de postres es que el resultado final te guste a ti, y que con tu maridaje quedes tan satisfecho como te gustaría que quedaran las demás personas. 

Autor: Carlos López 

Ir arriba

bienvenido a

Eres mayor de 18 años?

El contenido dentras de esta ventana es restringido, por favor confirma que tienes 18 años o más!